Posts etiquetados ‘angela vallvey’

– Tú has sido el responsable de la muerte de mi hija. Tú has matado a Nikita… Ha sido culpa tuya, de no haber sido por tí y por tus ideas de dejarla que… – La mujer se echó a llorar, desesperada. Llevaba cuatro días llorrando ininterrumpidamente, desde que encontraron el cadáver de la chica en la bañera. La mujer, Sara, tenía los ojos hinchados, del color de canicas ensangrentadas.  

Muerte entre Poetas

Muerte entre Poetas

Valoración: 3.gif

 

Nacho Arán no es Hércules Poirot. Y no lo es por propia convicción de su creadora.

Algunas críticas ha señalado a “Muerte entre poetas” como una obra que recoge el espíritu de las grandes ficciones de Agatha Christie, pero para mí no es así. No por incapacidad, cuidado, que nadie me malinterprete, sino porque, desde mi punto de vista, no fue concebida así.

Ángela Vallvey, en ésta su última novela, toma prestado de la dama del misterio inglesa su típica puesta en escena: un lugar, en éste caso una finca a las afueras de Toledo (El Cigarral de la Cava), una reunión de personas en dicho lugar (en éste caso, poetas) y un asesinato. El resto es cosecha de Vallvey, que, por cierto, y bajo mi punto de vista, aprueba con nota.

La trama es la siguiente. Nacho Arán, meteorólogo de profesión pero poeta vocacional, con un par de libros autoeditados, recibe una invitación a participar en una reunión de poetas en una finca de Toledo, con el único tema en común de realizar una ponencia sobre la vida y obra del difunto marido de la anfitriona y organizadora, Doña Agustina, a la sazón también poeta. Por motivos laborales, Nacho no puede asistir a las dos primeras jornadas. La casualidad quiere que el día antes de incorporase a la reunión uno de los invitados, Fabio Arjona, sea asesinado. Nacho, detective aficionado (incluso tiene una web llamada “El Club Baskerville” a través de la cual resuelve misterios con la ayuda de los internautas y de un muchacho en su adolescencia en su punto más álgido) se irá convirtiendo poco a poco en el confidente de la mayoría de los allí presentes, descubriendo que la mayoría de ellos tenían cuentas pendientes con el finado, algunos bastante graves, tanto como para matar.

Vallvey ha hecho un buen trabajo con los personajes, algunos de ellos bastante buenos.  El protagonista, Ignacio o Nacho, es un hombre a medio hacer, es decir, con bastantes pocas experiencias vitales en su haber. Meteorólogo de profesión, la poesía es su verdadera debilidad, a la que se abandona con frenesí en menos ocasiones de las que le gustaría, pero en más de las que su sentido común le dicta. Un soñador entrado en la treintena que ve cumplido parte de sus sueños cuando es invitado a esa reunión de poetas, muchos de ellos admirados por él.

Sin embargo, es un hombre de una intuición sagaz, sin duda alentada desde pequeño por su tía Pau, con la que comparte muchas de sus aficiones, incluida la de desarrollar “El Club Baskerville”. La tía Pau será, a lo largo de la novela, su conexión con el mundo exterior, al igual que lo será Rodrigo, su adolescente y tecnólogo ayudante (como no podía ser de otro modo, la juventud y el ordenador cabalgan juntas en el mundo en el que vivimos) .

Encontramos a su vez secundarios de lujo, siempre rogando que nos perdonen Rodrigo y la tía Pau. Yo resaltaría tres de ellos. Fernando Sierra, poeta autoexiliado, que se convertirá en el compañero de fatigas del protagonista, muy a su pesar; Doña Agustina, anfitriona del encuentro, que aporta a la narración ese aire de continua y misteriosa inquietud que la novela necesita; y Rocío Conrado, la más jóven de las invitadas, con una arrogancia y fortaleza que sólo puede imprimir su edad, pero que esconde una fragilidad que bien podría acabar con ella.

Hay que agradecer a la autora el que haya dotado a “Muerte entre poetas” de tiempos justos. En general la novela es rápida, ágil, lo que facilita su lectura, y en los momentos de soledad reflexiva del protagonista es cuando ralentiza un poco más la acción, lo que es lógico, por otra parte, ahondando en recuerdos y quizás exagerando un poco las descripciones de algunos momentos. Pero en ningún caso sobran.

Quizás donde me ha desilusionado un poco, utilizando “desilusionar” en su interpretación más leve, sea en resolución del misterio. El motivo nos lo imaginamos casi desde el principio, por más que se esfuerce en argumentar que todos los “actores” del misterio tenían cuentas pendientes con el asesinado. Lo que no sabemos es quién lo ha cometido, cosa que podemos imaginar hacia la mitad del libro, y que sólo el deseo del lector de descubrir nuevas pistas y de dar un giro sorprendente al caso mantiene la ilusión al 100%. En su descargo diré que plantea dudas, y que esas dudas son muy razonables hasta el último capítulo.

Como punto final, sólo comentar que es un buen libro, quizás no una obra maestra, pero sí una novela que deja un buen sabor de boca al acabarla. Espero que os haya gustado, si la habeis leido. Si no es así, ya se sabe que para gustos están los colores.

Después de que haya pasado casi un año (diez meses, para ser exactos) sin que haya escrito una entrada, creo que la vergüenza sobre todo ha sido la detonante de que coja teclado y ratón y siga con ésta historia que comenzó el año pasado. Escusas tendría muchas, pero sólo son justamente eso, excusas…

La inminente llegada de la Navidad es una éspoca propicia para que las editoriales coloquen en las librerías sus apuestas para llegar a ser los números uno en la lista de regalos, aún teniendo en cuenta lo poco que se lee en éste país (según fuentes externas siempre, claro está… )

De ésta manera he escogido cinco libros que, para mi gusto, tienen todas las papeletas de colocarse en el TOP 5 de ventas estas Navidades. Siempre dentro del género que nos ocupa, o como mucho, que no se desvíe demasiado.

 

el-fuego  

Qué levante la mano a quien no le gustara “El Ocho”. Podríamos decir que Katherine Neville consiguió con esa novela hacer un clásico de la literatura de misterio e intriga. Y como no, con fuertes dósis de esoterismo en sus páginas. No en vano Javier Sierra, en su web, la califica como la madre de la novela esotérica.

Dieciocho años después de que aquella novela aterrizara en nuestras librerías aparece “El Fuego”, lo último de la escritora estadounidense y, lo que es más interesante aún, la continuación de “El Ocho”.

Al igual que su predecesora, “El Fuego” se desarrolla en horizontes temporales distintos, todos ellos cruzados, nada dejado de la mano del azar… a partir del 29 de Diciembre en las librerías.

la-hermandad-de-la-buena-suerte  

El Premio Planeta de éste año se lo ha llevado Fernando Savater con una novela que, como poco, se la puede denominar como curiosa. A simple vista, claro, porque no la he leído. Sin ser propia del género negro, de la novela policíaca o del misterio, es la aventura la que rige su guión.

Ambientada en el mundillo de las carreras de caballos, “La Hermandad de la Buena Suerte” narra la historia de cuatro aventureros que tienen que encontrar a un jockey desaparecido justo antes de que se celebre La Gran Copa, cuando estaba buscando el secreto de la “buena suerte”. 

La verdad es que la hípica y su submundo, así como el boxeo, con sus apuestas y chanchullos, es una apuesta muy de nuestro género. Y con Planeta debajo del brazo.

blog-inquisidor  

Como leí recientemente en una entrevista de periódico, Lorenzo Silva opina que Internet mete de lleno al escritor en la cocina del lector. Será por su forma de ser, por su afición a las nuevas tecnologías o por lo que sea, un blog es el protagonista de su última novela.

No el blog en sí, claro está… “El blog del inquisidor” narra la historia de una mujer, historiadora, se encuentra un blog en internet en el que alguien ha colgado un relato basado en un hecho real que involucra a una monja priora, al abad del convento y al inquisidor que los juzga. Y a través de los personajes intenta comunicar, a quien lo descifre, su mundo interior.

El autor avisa en una nota que el texto no es suyo, sino que estuvo colgado en internet un tiempo (días o semanas a lo sumo) y que luego desapareció. Él, simplemente, es un hilo conductor.

muerte-entre-poetas  

No es la primera vez que la escritora manchega Ángela Vallvey cultiva el género negro o de intriga, pero ha sido con “Muerte entre Poetas” donde ha conseguido meterse en nuestras casas, a través de la tele, siendo finalista del Planeta de éste año.

Y la trama, en realidad, parece apasionante: en una reunión de prestigiosos poetas, uno de ellos aparece brutalmente asesinado de una puñalada en el corazón. El protagonista, Nacho Arán, a la sazón poeta, llega tarde al encuentro, poco después del asesinato y comienza a investigar descubriendo que no es oro todo lo que reluce..

Parece que la escritona manchega homenajea, con ésta novela, a las viejas novelas de Ágatha Christie. Interesante será ver si está a la altura.

el-chino  

Y he dejado para el final un clásico del que hablo bastante a menudo: Henning Mankell.

Genio donde los haya, creador de personajes con un trasfondo psicológico riquísimo y espectacular, desembarca estas navidades con su nueva novela: “El Chino”. Y como ya hizo en ocasiones anteriores, abandona a su personaje estrella, el inspector Kurt Wallander, para enfocar la novela desde los ojos de la jueza Birgitta Roslin.

La trama comienza en enero del 2006 cuando un hace un descubrimiento aterrador: en el pequeño pueblo de Hesjovallen aparecen brutalmente asesinadas diecinueve personas. La jueza comienza a investigar cuando se encuentra que sus abuelos (los paders adoptivos de su madre) están entre las víctimas. Sus investigaciones la llevarán hasta Pekín y más allá, hasta el s.XIX y la gran inmigración china para trabajar en el ferrocarril, de donde arranca todo… 

Sin lugar a dudas, de trama va sobrado el autor sueco. Y estará a la altura.. es un seguro.

Felices fiestas…